Skip to content Skip to footer

Hablamos de Calzado

¿Qué calzado crees qué es el más adecuado para la actividad de Espeleología?

Estas zapatillas o botas tienen unos años pero están bien… ¿Te suena esta frase?

Te contamos nuestra aventura de hace unos días. Hace dos domingos fuimos a realizar la actividad de espeleología de Los Tocinos, ¿La conoces? La cueva de Los Tocinos se encuentra en la localidad de Ampuero (Cantabria).

Información sobre la actividad

Es una actividad apta para toda la familia incluidos los miembros perrunos. En esta ocasión fuimos con dos familias, amigas entre ellas, Óscar, Iván, Belén, Sonia y sus hijas Irene y Ángela. Las chicas llevaban como calzado botas de agua y los chicos botas de montaña aparentemente en buen estado.

La Cueva de los Tocinos no tiene mayor dificultad que la de andar por terreno irregular, algún destrepe, alguna trepada y alguna que otra gatera ancha y cómoda. En algunos tramos hace su aparición el río Rejuyo que nos acompaña en gran parte del recorrido. 

Decir que la actividad es lineal, es decir, se llega hasta el final de la cueva y se vuelve por el mismo camino. No es el final real puesto que la cueva sigue pero el nivel del agua impide que podamos seguir el camino sin mojarnos excesivamente.

Y así ocurrió…

Cuando llegamos casi a mitad de la cueva, el calzado de Óscar empezó a deteriorarse, y la suela apuntaba a que se iba a despegar completamente en breve. Antes de que ocurriera tal cosa, echamos mano del botiquín en busca de algo que pudiera salvar ese zapato. Primero utilizamos cinta americana y envolvimos la puntera del zapato (la parte que estaba despegada) ésto le permitió seguir un poco más hasta la parte donde se cruza varias veces el río, ahí comprobamos que la reparación no estaba surgiendo efecto y que la suela seguía su curso de despegue total. Así que volvimos a echar mano del botiquín y ésta vez usamos venda autoadhesiva, cubrimos bien el zapato incluyendo el talón y guardamos otra parte por si acaso se despegaba el otro zapato, que como suponíamos, ocurrió unos metros más adelante. Realizamos la misma operación y aguantó bastante bien. 

Pudimos llegar hasta nuestro punto final de la cueva y volver hacia la salida. Aunque solucionamos el problema, el objetivo del equipo cambió. Pasó de disfrutar a tope de la cueva a poder salir bien y con zapatos de ella.

Aún así, pasamos un día estupendo, nos echamos unas risas, hicimos muchas fotos, disfrutamos de la actividad y aprendimos una lección muy importante. Hay que llevar calzado en buen estado para los deportes de aventura.

¿Queréis ver como quedaron las zapatillas después de la cueva?

Conclusión para las aventuras

Tanto la espeleología, el barranquismo, la escalada, las vías ferratas, el puenting… son deportes de riesgo y hay que llevar el equipo siempre en condiciones óptimas para su desarrollo. Y el equipo va desde la ropa, el calzado que trae el cliente desde casa hasta el material que proporciona el guía.

Nuestro consejo sobre calzado en la espeleología

Nosotros recomendamos que el calzado más adecuado es el uso de botas de agua tipo Katiuskas para la espeleología o botas de barranco en buen estado. Las botas de montaña suelen resbalar más que las citadas anteriormente, pero sin duda son una mejor opción que unas zapatillas de deporte.

¿Qué te ha parecido nuestra experiencia? ¿Qué calzado usas tú? ¿Qué hubieras hecho en nuestro lugar? ¿Tienes alguna sugerencia?

Tus comentarios nos ayudan a crecer. Gracias

Leave a comment